Skip to main content

Aunque para muchos el marketing offline está muerto, la realidad es que sigue siendo una estrategia muy eficaz, sobre todo utilizándola como complemento online. Ahora que todo el mundo se a acostumbrado a recibir marketing online en sus dispositivos digitales, el marketing offline puede llegar, incluso, a causar más impacto en los consumidores. Aunque, sin duda, lo más eficaz es combinar marketing offline con online.

Ventajas del marketing offline

En la actualidad al hablar de marketing inmediatamente lo relacionamos con campañas de email, promoción en redes sociales, SEM… y olvidamos utilizar el marketing offline con técnicas clásicas como son elementos impresos que en muchos casos resultan indispensables para potenciar la presencia de tu marca.

Es por ello que contar con una estrategia en la que puedas utilizar el marketing offline tradicional con el marketing online lograrás mayor efectividad al llegar a un mayor número de clientes.

Y es que a pesar de que cada día el eCommerce cobra mayor relevancia, no debes olvidarte de aquellos clientes potenciales que aún no se encuentran vía online: este tipo de campañas offline harán sentir a tus clientes más seguros y será más fácil que recuerden tu marca.

Marketing offline multicanal

En la actualidad, el marketing offline está demostrando que lo que mejor funciona es la combinación de marketing offline y online. A continuación veremos diferentes estrategias multicanal dentro del marketing offline que siguen funcionando muy bien con el paso del tiempo y que nos servirán para apoyar y promocionar nuestros contenidos de video.

  • Códigos QR para llevar usuarios a tu web. Estos códigos son una buena herramienta para integrar las estrategias online y offline. Los códigos QR funcionan escaneando el código con un dispositivo móvil equipado con una cámara y una aplicación lectora de QR. Si tu móvil no las trae por defecto puedes descargarlas gratis en cualquier tienda de apps. Son fáciles de generar, ofrecen posibilidades de impresión en diferentes soportes y se manifiestan en un formato offline para provocar la interacción online. En general, los códigos QR se pueden usar para marketing y promociones, se pueden integrar a materiales impresos como afiches, tarjetas de negocios, folletos, carteles y más.
  • Street marketing. Con esto nos referimos a las acciones que se realizan en la calle y que pueden contar con una gran interacción por parte del público. Su objetivo es generar un gran impacto, de forma que el espectador recuerde con mucha mayor facilidad aquello que se pretende promocionar, además es una herramienta bastante útil para generar conversación.
  • Presentaciones de producto/servicio a nivel local. Saber con total seguridad de lo que estamos hablando y las ventajas con las que cuenta nuestro producto o servicio, es la mejor herramienta para persuadir a nuestros clientes.
  • Conferencias, congresos, eventos o patrocinios en dichos eventos. Acudir a este tipo de actos, incluso patrocinarlos son un buen escaparate para darnos a conocer ya sea dentro de nuestro sector, o en sitios donde se encuentren nuestros clientes potenciales. La participación en eventos o el patrocinio de los mismos, suponen un excelente escaparate para darnos a conocer, para visibilizar nuestros contenidos y para medir las reacciones a los mismos.
  • Regalos corporativos, merchandising. Las acciones de merchandising pueden servirnos para  aumentar la visibilidad, popularidad e imagen de cualquier organización. En función de los objetivos determinados por la empresa, puede servir para captar nuevos clientes, fidelizar a los clientes actuales o mejorar la felicidad de los empleados, además de conseguir que los clientes potenciales se lleven con ellos una información valiosa para nuestra empresa. Es común obsequiar a los visitantes con objetos de uso cotidiano, como bolígrafos o cuadernos , que pueden hacerles recordar qué ofreces simplemente añadiendo tu logotipo o el antes mencionado código QR para vincularlo a tu web. Así se crea recuerdo de marca e interacción con la misma.
  • Anuncios de radio o televisión. Aunque poco a poco, la publicidad en los medios de comunicación tradicionales se va resintiendo y es normal pero eso no quita para que sigan siendo un arma potente de publicidad, al menos por el momento. Los anuncios se muestran en las pausas publicitarias, lo que puede provocar una mayor tasa de abandono de los mismos. Por ello, hay que conseguir que el contenido sea original e impactante para que el espectador no cambie de canal.
  • Flyers y cartelería. Especialmente útiles para cuando tengas que acudir a algún evento, realizar publicidad física a pie de calle de tu negocio o cualquier tipo de publicidad menos formal pero que cuente con más detalle sobre tus productos y servicios. También resultan fáciles de distribuir, y en la actualidad ofrecen múltiples opciones para captar la atención de tu potencial cliente. 
  • Tarjetas de visita y/o regalo. Este es uno de los formatos más utilizado por las empresas a lo largo de los años para promocionar su marca y servicios. La facilidad para entregarlas es una de sus ventajas principales, ya que además de ofrecerla a cualquier contacto, podrás dejarlas en algún establecimiento para que las personas interesadas las lleven consigo. Estas opciones son las más sencillas a la hora de realizar publicidad offline, y resultan bastante eficaces para la inversión que suponen. Para integrar tu estrategia offline con la online, no olvides añadir tu sitio web o tus perfiles en redes sociales para que los clientes potenciales tengan todos los canales listos para contactarte.

Las estrategias de marketing offline pueden ser bastante útiles para promocionar tus contenidos de vídeo, llegando a tu público objetivo y aumentando tus ventas; más aún si realizas tus acciones de marketing integrándolas con estrategias de modelo online.

 

Foto de Joshua Earle en Unsplash

Leave a Reply

Responsable de los datos: Ikuspyme, S.L.U.
Finalidad: Introducir comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.