Desde que los vídeos se han convertido en el soporte preferido de los usuarios, la oferta y la competencia de contenidos audiovisuales en la web ha crecido y con ellas la exigencia de los internautas. Y por más creativo que sea un vídeo e interesante su contenido, si su sonido genera ruido será motivo suficiente para que los usuarios lo abandonen. Por otro lado, si creas una estrategia de vídeo marketing para potenciar tu negocio o ganar prestigio para tu marca personal, publicar contenidos en vídeo con un sonido de baja calidad de nada te servirá. En este post te ofrecemos algunos consejos que te serán de gran ayuda para optimizar el audio de tus próximos vídeos.

3 tips para conseguir el mejor sonido para tus vídeos

1. Evita el eco

Cuando los vídeos se graban en un espacio cerrado pero no en un estudio profesional es probable que se produzca un eco sonoro o que el audio retumbe. Esto sucede, sobre todo, cuando se trata de un lugar espacioso o vacío porque, en estos casos, el sonido suele rebotar en las paredes y en el suelo. Así que, además de comprobar que desde el exterior no se filtren ruidos, que tampoco los genere el aire acondicionado, un ventilador o algún dispositivo electrónico que se encuentre en el sitio, también debes preocuparte por contar con algunos elementos para mejorar la acústica de la sala. Una alfombra o cojines en el piso y mantas colgadas de las paredes absorberán el sonido y mejorarán la calidad del audio. También existen soluciones más profesionales, como los paneles acústicos, y otras tan creativas como caseras, por ejemplo cubrir las paredes con hueveras de cartón.

2. Cuenta con un buen micrófono

El micrófono que viene integrado a la cámara no es suficiente para lograr un sonido nítido y de calidad, por eso es mejor que grabes con uno externo. Los micrófonos de cañón son una gran solución. Su unidireccionalidad le permite captar solo el sonido que viene del lugar al que apunta mientras omite los que surgen desde otras direcciones. Además, al tener una gran sensibilidad, puedes ubicarlo a una cierta distancia de la fuente de voz, de manera tal que quede marginado de la toma visual. Pero si el encargado de la locución requiere de movimientos y no puede permanecer en el mismo sitio durante la grabación, entonces será necesario un micrófono de solapa. Prácticos, económicos y discretos estos micrófonos cumplen muy bien su función, ya que el sonido ambiental que pueden llegar captar es mínimo y la locución se escuchará clara y equilibrada.

3. Ubica correctamente el micrófono

En cualquier caso la correcta ubicación del micrófono será determinante para lograr una toma de audio óptima. El micrófono cañón nos da la opción de ponerlo a una altura algo mayor que la de la cabeza del locutor, para que no aparezca en la toma, pero siempre debe apuntar a su boca. Los de solapa requieren de mayor cuidado y es necesario asegurarse siempre que nada se interponga en la línea imaginaria que recorre la distancia que lo separa de la fuente del sonido. Una buena manera de asegurar que todo está en orden para comenzar a grabar es utilizar auriculares para hacer una prueba y escuchar lo que el micrófono va a captar. Si no te convence ajusta la distancia, a 15 centímetros de la boca suele ser la óptima, y todo lo necesario para volver a probar hasta conseguir la toma ideal.

Lograr el mejor sonido en las tomas de tus vídeos corporativos te evitará trabajos de posproducción. Eliminar ruidos o mejorar el audio de lo que ya está grabado es un trabajo sumamente complicado y a veces imposible. Así que, ahora que sabes cómo lograr un buen sonido para tus vídeos, mejor preverlo todo antes de darle a rec, te ahorrarás tiempo y dinero.