¿Qué es el storytelling video?

El storytelling video es, sencillamente, contar una historia a través del vídeo. En el marketing digital es una herramienta muy efectiva ya que utiliza un soporte muy eficaz para hacer llegar nuestro mensaje a nuestro público objetivo.

Desde los tiempos más remotos, las historias y los cuentos bien narrados, en el formato que sea, siempre han tenido un gran poder cautivador. Esa es la esencia del storytelling video, cautivar con una narrativa de imágenes al público al que queremos llegar.

Por ello es importante crear un clima de proximidad, para que el público acabe identificándose con nuestra historia. Tenemos que llegar con emociones a lo más profundo de su ser. Hacerle sentir emociones. Eso, al final, generará complicidad, confianza, eso que tanto buscamos generar en marketing: el engagement.

Para alcanzar estos objetivos el vídeo nos brinda muchas técnicas y recursos, pero no basta con la forma. El contenido es importante, pero para nuestro público debe ser de interés. Por eso es necesario conocerlo, saber cuáles son los temas que le interesan, los valores que lo movilizan, las cosas que en ellos están cotidianamente presentes.

Por lo tanto para hacer un buen storytelling debemos tener:

  • Una historia interesante, con un mensaje claro y bien contada.
  • Un público concreto, al que conocemos bien porque lo hemos estudiado.
  • “Elementos” comunes, presentes en nuestro storytelling video y en la vida cotidiana de nuestro público.
  • Emociones que transmitir.  

Estos ítems ineludibles en la producción de un storytelling video los podemos identificar claramente en un par de ejemplos de publicidad de marcas españolas. Además, estas tienen el aliado de que fueron realizados para una época en la que estamos más propensos a emocionarnos, como los días o las semanas previas a las fiestas navideñas.

Ese “Vuelve a casa vuelve” de los turrones El Almendro. En una España llena de historias de inmigrantes, emigrantes, jóvenes y no tan jóvenes que se van a estudiar o a trabajar a otros países, todos tenemos un familiar o un ser querido que esperamos o añoramos, y más en esas fechas. Por lo tanto la identificación está lograda y la emoción es más fácil de conseguir. O aquel anuncio de la Lotería de Navidad de hace unos pocos años, en la que el hombre afectado por la crisis ese año no pudo comprar su billete de lotería.

El vídeo, como formato del relato, nos permite utilizar muchos recursos para lograr el objetivo del storytelling, aquí van algunos buenos ejemplos de storytelling video:

1. Olivia Soaps – Recuerdos de Alquimista

El relato de la historia de una empresa, por ejemplo, cautiva mucho más si la contamos como la historia de personas o personajes. Este recurso es más eficaz a la hora de lograr una identificación con la gente que si contamos la historia de una marca. En este storytelling video la historia de una marca de jabones naturales se relata como la historia o el cuento de la hija que cumple el sueño de su padre.

Recuerdos de Alquimista – Olivia from DOSDEVIDEO on Vimeo.

2. Dosnoventa + Lacoste – We were never born

En este vídeo lo interesante no es la historia, ni se podría decir que haya una historia bien narrada o estructurada. La potencia se la da el poema de un mítico escritor: Jack Kerouac. Y tiene un mensaje claro: la libertad. Entonces, un tema tan sensible como la libertad expresado por un gran poeta, ambientado con excelentes imágenes, cómo no va a emocionar. Objetivo cumplido.

We Were Never Born from Xavi Trilla on Vimeo.

3. Google Search – Reunion

El storytelling video puede contar la historia de la marca, de tu marca. Pero también sirve para relatar o narrar historias que fueron posibles por la utilidad de esa marca. De esta manera también se puede conectar a través de la emoción con el público objetivo. Es otro recurso muy efectivo para humanizar la marca. Así lo hizo Google Search: mostró la utilidad del navegador narrando el reencuentro de dos amigos separados por una guerra.


4. The Lego Story

Hay storytelling que se salen de los cánones más efectivos de realización. Una extensión de 17 minutos, no es aconsejable. Puede alejar el deseo de visualización y suele distraer la atención. Pero es un lujo permitido para aquellas marcas que ya tienen un público cautivo numeroso. Y si la historia de la marca tiene un gran contenido, está bien estructurada, tiene personajes logrados y su narración apela a un mensaje de superación, entonces la empatía será inevitable. Este es el logro de Lego, la marca danesa de juguetes.


Ejemplos sobran para descubrir técnicas o inspirar ideas. Ojalá que ahora estés un paso más cerca de potenciar tu marca, para que el storytelling video acerque tu empresa a tu público. ¿Cuál es la historia de tu negocio?

Leave a Reply